sábado, 2 de abril de 2011

De paseo por Dusseldorf y Colonia


De paseo por Dusseldorf y Colonia

Pepe, no llamaré a este post como esa película tan repetida por los medios evidenciando su falta de originalidad. Alemania, ese gran espejo donde nos gusta mirarnos a los españoles. Estuve en Colonia y Dusseldorf recientemente y, ¿sabéis qué vi? Fábricas, industria. Sí, aquí también hay, pero menos. Allí allí no han puesto los huevos en la misma cesta: servicios y construcción. Dicho esto, viajemos.

Köln, Deutschland
Colonia y Dusseldorf están a unos 40 kilómetros y bien merecen una escapada. Lugar histórico de comercio a través del río Rin. En verano puedes viajar en barco entre ellas. ¿Tienes poco tiempo? Puedes escoger entre subir a las torres de la Catedral si no padeces claustrofobia y estás en buena forma o, por el contrario, subir en ascensor al mirador de la KölnTriangle, que no tiene nada de especial pero es mucho más alta que la Catedral y la vista es mejor. Aquí al lado también está el museo románico-germánico. Cruzarás un puente que también sufre consecuencias románticas en forma de candados, cadenas de bicicleta...
Köln, Deutschland
Colonia sufrió las ansias de conquista de Napoléon. De ahí que el Agua de Colonia, se diga en francés: Eau de Cologne. En 1709, Jean Marie Farina recibe el encargo de una Medici de rebajar la intensidad de los perfumes de París. Y así mezclando aceites con agua... tachán! Tenemos el agua de Colonia original. Porque después en 1803, le compran la licencia y unos metros más allá de Farina en el número 4711 de la calle Glockengasse, "inventaron" de nuevo el agua de colonia. Hoy conviven las dos tiendas museo. Farina es muy cara y 4711 es más asequible, ¡hasta tienen un grifo de colonia y puedes mojar las manos!
Importante, tómate las cervezas locales. Tienen cierto pique regional, como en todas partes, porque una es capital (Dusseldorf) y otra progresó más. Así que en Dusseldorf pedirás la cerveza Altbier y en Colonia la Kölsch, si no deseas herir sensibilidades. A la hora de comer ya sabes, cerdo, patatas y salchichas. Como no puedo con esto último, me tiré a por un kebab turco, que nada tienen que ver con los de Lavapiés. El pan es más consistente, más esponjoso. Y de postre, si lo que te gusta es el chocolate no te pierdas el Museo, puedes conocer su historia y además, llevártelo puesto:
Köln, Deutschland
Dusseldorf, está situada a unas 5 horas de Berlín, es la capital del estado Renania del Norte-Westfalia, al norte de Mainz, que no te dice nada pero el españolizado Maguncia, de Gutemberg quizás sí. En mayo de 2011 albergará el 56º festival de Eurovisión. Pero mejor destacar que el arquitecto canadiense Frank Gehry (Guggenheim Bilbao, Walt Disney Hall en Los Ángeles, etc.) ha dejado su huella aquí con una serie de viviendas únicas. Cerca también está la Rheinturm, torre del Rin, el pirulí de RTVE en Madrid. En cualquier hotel, te dan una tarjeta de transporte gratuita, así que es un gusto coger el tranvía, siempre que no te pierdas y aparezcas en las afueras por aquello de darle emoción a las noches sin plano de la ciudad a mano.
Gehry buildings @ Düsseldorf, Deutschland

¿Tenemos un edificio antiguo, de la era industrial? Le ponemos unos muñecos y nuevo diseño. Cuentan la historia de unos niños que, al regreso de su padre de la guerra, se alegraron tanto que no pararon de dar saltos. Hoy es el símbolo y logo de la ciudad.
Düsseldorf, Deutschland

Si quieres ver más fotos de este viaje, visita la colección en Flickr:

Vídeo oficial de Visit Dusseldorf:

No hay comentarios: